07 febrero 2011

'Migueli': “El Barça no cuida a sus leyendas”


Cuando él habla, todos escuchan. El 'Tarzán', se deshace en elogios hacia Puyol y Piqué, sus relevos.



¿Qué significa para usted ser el jugador que más partidos oficiales ha disputado con la camiseta del FC Barcelona?-Es una satisfacción para mí tener ese récord desde hace tantos años. Me siento orgulloso de haber pertenecido a un club como el Barcelona durante todo este tiempo, y esa cifra de partidos significa que he sido honrado y que lo he dado todo por el club.

- Usted llegó al club en 1973 procedente del Cádiz. Su gran valedor fue Domènec Balmanya. ¿Fue difícil adaptarse a Barcelona?-No lo fue, por dos razones. Primero, porque con quince años me marché de Ceuta para Cádiz y ya me tuve que espabilar. Y segundo, cuando llegué a Barcelona conté con la ayuda del hijo de Balmanya, José, que ha sido como un hermano para mí. Estuve durante dos años y medio en su hotel, el Europark, en la calle Aragó. Eso me ayudó mucho.

- En la temporada 1973-74, la de su debut, jugó usted un sólo partido con el primer equipo. Estaba haciendo la mili y tuvo problemas con los altos mandos. ¿Qué pasó?-Me tomé mi mes de permiso y me vine a Cataluña, pero no sabíamos que para jugar había que pedir otro tipo de permiso. Michels me hizo debutar contra el Zaragoza y a los cinco minutos de empezar el partido llegaron dos guardias civiles para detenerme. El señor Vilaseca, un dirigente de entonces, les convenció para que al acabar el encuentro me presentara donde fuera necesario. Y así fue.

-¿Le castigaron?-Pues sí. Me presenté en Ceuta y cumplí el castigo que me pusieron, que fue de dos meses de calabozo. La verdad es que lo volvería a hacer todo igual.

- Con usted el Barça conquistó sus tres primeras Recopas y jugó la final de Basilea con la clavícula rota…-Sí, así fue. Una semana antes de la final, jugando contra el Espanyol, me lesioné en la clavícula. Pero yo dije que jugaría esa final. El doctor González Adrio me puso una inyección ahí y pude jugar el partido, pero con la mala suerte de que hubo prórroga y la anestesia se me acabó. Ya se habían hecho los tres cambios y tuve que jugar media hora con aquél dolor. Ese es mi mejor recuerdo en el Barça. Fue el trofeo que más me marcó y con el que comprendí lo que era el sentimiento culé para Cataluña.

-Y su peor recuerdo fue la final de la Copa de Europa perdida en Sevilla, ¿verdad?-Exactamente, por toda la afición que se desplazó, y porque en mi palmarés me faltaba una Copa de Europa. En teoría éramos mucho mejores que ellos. Prueba de ello fue que ellos no llegaron a puerta y consiguieron lo que buscaban: ir a los penaltys.

A Puyol le tengo un gran cariño. Nos une una gran amistad”


-Tenía usted fama de ser contundente, duro.-Yo no era duro. Era contundente, lo cual es diferente. Era viril, no iba a hacer daño. Yo también sufrí lesiones, y nunca dije que fueran fruto de la mala intención de nadie. El fútbol es un juego de hombres.

-¿De dónde viene lo de ‘Tarzán’?-Ese mote me lo puso Juan Carlos Heredia, un compañero muy querido. Yo, de joven, era un tío espigado, fuerte, con melena. Él me puso ‘Tarzán’ y ahí se quedó. No era un apodo que me molestara, y más viniendo de una gran persona como es Heredia, que ahora dirige una escuela de fútbol en Argentina. Todo el mundo me ha llamado así desde entonces.-

¿Y qué le parece que a Puyol también le llamen ‘Tarzán’?-A Puyol le tengo un gran cariño. Es un hombre encantador, y nos une una gran amistad gracias a un amigo común que ya no está entre nosotros, Antonio Oliveres, que fue presidente de Kappa en España. Recuerdo una vez que fuimos a la Pobla de Segur para una entrega de premios después de un torneo. Oliveres le dijo a Puyol: “Tú tienes que llegar hasta donde ha llegado éste”, señalándome a mí.

-Por cierto, una pregunta básica: ¿Por qué le llaman ‘Migueli’?-Yo me llamo Miguel, y en la barriada O’Donnell de Ceuta, de donde soy yo, había cuatro o cinco niños que nos llamábamos así. Para distinguirnos unos de los otros estaba el ‘Miguel de la María’, ‘Miguel el de la Tomasa’, y a mí me llamaron ‘Migueli’. De hecho, ¡había otro al que le llamaban ‘Miguelín’!

- Usted jugó con Maradona...-(Corta rápidamente) Maradona jugó conmigo… (se ríe) He jugado con grandes ‘cracks’, como Diego o Cruyff, y ha sido un orgullo para mí.-¿Cómo era Maradona?-Era un gran compañero, una excelente persona. Guardo un buen recuerdo de él, pero no eligió buenos caminos y eso le perjudicó. Siempre hablaré muy bien de él como la persona extraordinaria que ha sido. Me alegré mucho cuando supe que era el nuevo seleccionador argentino. Siempre me alegraré de las cosas buenas que les ocurran a mis compañeros.

-¿Cuál ha sido, en su opinión, el mejor jugador de la historia del Barça?-Yo no vi jugar a Kubala, que fue un gran jugador, pero me decanto por Maradona.

-¿Y cuál fue el jugador que le dio más problemas a la hora de marcarle?-El ‘Lobo’ Diarte, del Betis. Era muy completo, con una gran envergadura, más alto que yo. Lo mismo te remataba de cabeza que te encaraba con el balón. Era difícil poderle controlar.

“Yo tuve a Piqué en el fútbol base del Barça y siempre creí en él”


-¿Qué le ha parecido la eclosión de Gerard Piqué?-A mi no me ha sorprendido en absoluto, porque yo tuve a Piqué en el fútbol base, en mi época de director deportivo, y ya creía en él. Al llegar Laporta al Barça me tuve que marchar del club, y cuando me enteré que habían echado a Piqué me puse las manos en la cabeza. ¿Qué están haciendo con este chaval? me pregunté. Es lo mismo que pasó con Cesc Fábregas, al que también tuve: lo echaron y ahora van detrás de él. De hecho, el abuelo de Piqué, el ex directivo del Barça Amador Bernabéu, más de una vez me ha felicitado por lo mucho que creí en su nieto.
-Hábleme de Piqué...-Es un jugador extraordinario, y lo que más me ha marcado ha sido el desparpajo que ha tenido desde el primer partido. A los canteranos hay que darles diez o doce partidos para ver si dan el nivel. Estoy satisfecho al pensar que, de la actual plantilla, he ‘participado’ de algunos jugadores, como Bojan, Messi o Iniesta. Estos eran nuestros jugadores, y me molesta mucho que se quieran poner las medallas gente que no deberían ponérselas.

-¿Qué es lo mejor de Puyol?-La entrega, el no dar ni un balón por perdido, la actitud y la manera de motivar a los demás. Todo eso es muy importante. En todo equipo tienen que haber caballos de carreras y caballos trotones, gente que tire del carro y otros que definan.

-¿Qué le parece el fichaje de Chygrinskiy?-No le conozco mucho, por lo que no puedo dar una opinión fundamentada. Espero que dé la talla con el día a día. Los técnicos no habrán traído a un jugador que no funcione.

-Los mejores centrales de la Liga son...-Puyol y Piqué. Uno es todo pundonor, todo raza, mientras que el otro tiene más salida de balón, todo colocación. Ya los quisieran los demás equipos...

-¿Y el central que más le ha gusta en todo el mundo?-¿En todo el mundo? ¡Migueli! (risas) Para mí ese era el mejor. ¡Aparte de él no hay ninguno más!


“El Barça no cuida a sus leyendas como lo hacen el Inter o el Bayern”


-¿Ha cambiado mucho el fútbol desde que usted, en 1989, colgó las botas?-El fútbol en sí mismo no ha cambiado. Sigue siendo once contra once, un balón, un árbitro y dos liniers. Lo que cambió es la manera de dirigirlo por parte de los directivos y todo lo que le rodea. ¿Usted ha visto que el balón sea cuadrado o que los jugadores vayan para atrás? El fútbol mueve mucho dinero y hay mucha gente metida.
-¿Le gustaría ser futbolista actualmente?-Estoy muy contento con la época que me tocó. Con más o con menos, he sido un hombre feliz. Empecé como profesional en el Cádiz sin un duro, y he disfrutado tremendamente. En lo único que pensaba era en entrenar y jugar. Tanto en el Cádiz como en el Barcelona todo fue muy enriquecedor.

-Usted se sintió y se siente muy querido como ex jugador del Barça, ¿verdad?-Yo sí, y siempre lo diré, con la boca llena. Puedo decir que soy patrimonio de los ‘culés’ y actualmente, después de veinte años retirado, estoy muy orgulloso de que los aficionados me sigan queriendo como me quieren. Pocos jugadores pueden decir eso.

-Y lo que es el club…-(Corta) El club sigue siendo el Fútbol Club Barcelona, pero con lo que no estoy de acuerdo es con la manera en que lo dirige el señor Laporta.

-¿Porque usted cree que el Barça cuida a sus leyendas, como hacen el Inter o el Bayern?-No, no las cuida. Y espero que algún día se sepa reaccionar y se hagan las cosas como se tienen que hacer, que a la gente que ha dado sangre, sudor y lágrimas por este club sepan darle el sitio que se merece. Hay gente que está por ahí tirada y no se le da lo que se merece. Se les debería hacer más participes por lo que han dado por el club....fuente don balon

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Copyright © ceuta azulgrana Design by O Pregador | Blogger Theme by Blogger Template de luxo | Powered by Blogger